domingo, 11 de octubre de 2009

Sin fiesta, sin chica, sin pasta....sin consuelo

He perdido otra noche soñada,
Se me fueron de nuevo las risas,
Se me escaparon para siempre, lisas,
Muertas, sus furtivas y vivas miradas.
Pasaron los bailes de mis hadas,
Sin que mis ojos agarraran su brisa.
Marcharon mis copas con prisa,
A la salud de otros que si estaban.
Hubo tientos, roces, caricias, suspiros.
Hubo sexo explicito en rincones.
Hubo amistad, palabras y conocidos.
Sonrisas adulteras, y, muchos, cocidos,
Cantando a la noche bajo los balcones.
Y mientras yo aquí en mi cuartelillo,
Echando de menos al mundo y sus ratos,
Pensando que sólo necesito tus trastos,
Y a pesar de lo que creía, no soy tan pillo.
Ya no tengo las intenciones de un chiquillo.
Y aquí me veo. Solo, triste y colocado.
Me sobran las palabras, y faltan asociados.
Y me como mis encantos y mis brillos
En la orgia de esta soledad autoimpuesta.
Impuesta, porque no salgo, y te encuentro.
O porque el oro, que no es todo lo que cuenta,
Te deja, a veces, quieto, parado y sin respuesta,
Y tus palabras no valen nada, ni tus aciertos.
Estás solo, sin consuelo, y los demás de fiesta.

2 comentarios:

  1. Volverán los sábados. Dentro de unos días, por lo visto, hay otro así q no desfallezcas!!!!

    ResponderEliminar